Conspiranoia o realidad, lo que va dejando la pandemia

Por Marcelo Ramírez

La epidemia causada por el virus Sars Cov2 avanza con una proyección que se acelera minuto a minuto y ya nos permite comenzar a trazar algunas conclusiones sobre lo que está sucediendo. Tal como se esperaba, nos empantanamos en lo que se refiere a las causas de la aparición inicial del virus, algo que dificulta establecer una proyección de lo que sucederá en el futuro.

Lo primero que podemos determinar en esta pulseada es que crecen las sospechas de que este virus sea provocado, una teoría que avalan iraníes, rusos y chinos. Pero no podemos desconocer que una oposición de los medios oficiales que descalifican estas ideas como teorías de la conspiración, asegurando que es posible distinguir entre un virus de diseño y uno natural. En esta disputa sólo veremos especialistas de uno y otro lado que apoyan su argumento haciendo imposible para el común de los mortales saber quién tiene razón.

La complejidad de estos temas inclusive alcanza a los especialistas locales que carecen de los conocimientos necesarios para evaluar si es o no un posible ataque biológico y suman confusión, estos temas se basan en secretos que no son difundidos en el ámbito civil y cualquier análisis desde esa óptica tiene limitaciones en lo que concierne a la información sobre la capacidad de causar daño, lo que es de una manera en el ámbito civil, en el militar puede ser de otra. 

Esto lo podemos ejemplificar en una fuerte polémica que sucedió hace unos años con el cáncer que atacó a Hugo Chávez, los oncólogos consultados en su momento por los medios de comunicación opinaban que no se podía inocular un cáncer por lo que se burlaban de quienes creían en teorías conspiranoicas

Sin embargo, el sitio Cubadebate informaba en el año 2013 lo siguiente: “En el caso particular del cáncer, se conoce que, desde 1975, se ha empleado el Fuerte Detrick como instalación donde radica una sección especial dentro del Departamento Virus del Centro para la Investigación de Guerra Biológica, conocida como “Instalaciones Fredrick para la Investigación del Cáncer”, bajo supervisión del Departamento de Defensa, de la CIA y del Instituto Nacional del Cáncer.

“Las investigaciones ultrasecretas están encaminadas a desarrollar un programa especial del virus del cáncer, sumamente agresivo y letal, para el que existe inmunidad y fue identificado como Virus Humano de la célula T de Leucemia (Htlv).

La insistencia de estos laboratorios de lograr los mecanismos para elaborar artificialmente células malignas o cancerígenas, sumamente invasivas y capaces de propagarse en el organismo desarrollando una metástasis incontenible, se ha mantenido a lo largo de más de cuatro décadas. De acuerdo con estos proyectos, las enfermedades cancerígenas serían capaces de inhibir cualquier defensa ante su ataque al organismo humano, diseminándose a través de la sangre o de la linfa luego de ser inoculadas en el mismo mediante diversas vías. La alteración del material genético de las células humanas que provoca el cáncer por vía artificial en estos laboratorios, son la premisa básica de esta arma desarrollada con la venia del Gobierno norteamericano. Para ello se elaboran células madres o stem cells, mediante mutaciones monitoreadas y preconcebidas, convirtiéndolas en un fenotipo maligno más heterogéneo de rápido desarrollo”, según escribió Percy Alvarado Godoy, luchador e investigador antiterrorista. “

http://www.cubadebate.cu/especiales/2013/03/19/cancer-inoculado/#.Xn-dRxgnZj4

El sitio Aporrea informaba lo siguiente:

“La Nanoarma fue desarrollada mediante nanotransportadores o nanocápsulas, con direccionamiento controlado, que contenían nanopartículas inductivas con aceleradores de metástasis de dosis controlada, es decir una Nano Arma de muy alta tecnología, para crearle al Comandante Chávez un cáncer atípico agresivo.

La Nanoarma es multifuncional porque puede ser utilizada para inducir varias enfermedades mortales, entre ellas un infarto y aquellas que causan daños cerebrales como un Accidente Cerebro Vascular ACV. Esto se logra cambiando la molécula de direccionamiento y la nanopartícula. Además, la Nanoarma no deja ningún rastro, porque gran parte de sus compuestos son expulsado por las vías urinarias, ya que está hecha en su mayoría con compuestos biodegradables.

Las moléculas de direccionamiento, son moléculas con aptámeros (del latín, aptus, que significa encajar), que solo se acoplan a las células diana o células blanco diferenciadas, que se encuentran en diversas zonas del organismo humano. Una vez que la Nanoarma ingresa al organismo, esta nada en el torrente sanguíneo hasta que al encontrar una célula diana apropiada encaja la primera en la segunda como una llave en su cerradura, la Nanoarma penetra la célula hasta llegar al núcleo, desde donde inicia la dosificación de la nanopartícula.

La superficie de la Nanoarma está conformada por polímeros biodegradables, para proteger la nanopartícula del sistema inmunológico del cuerpo humano.

La Nano Arma posee las siguientes características:

  1. Puede programarse para no ser detectada por el sistema inmunológico humano.
  2. Puede transportar diferentes tipos de nano partículas, que provoquen una gran diversidad de enfermedades como: infarto, accidente cerebro vascular ACV, paros respiratorios, demencia, SIDA, etc.
  3. Puede programarse para dirigirla hacia cualquier sector interno del cuerpo humano y se introduzca dentro de una célula de ese sector.
  4. Puede programarse para identificar una célula cancerosa o una sana.
  5. Puede programarse para controlar el grado de apertura de la nanocápsula y dosifique dentro de la célula, la radiación emitida por la nanopartícula ionizante que lleva en su interior.
  6. Puede transportar sustancias para acelerar la metástasis tumoral y crear un cáncer muy agresivo.
  7. Puede programarse para fijar el tiempo de activación.
  8. No deja ningún rastro en el cuerpo humano después de su utilización, por ser biodegradable.
  9. Tiene forma esférica y mide menos de 200 nm. (nanómetros) de diámetros.

Las vías de administración de la Nano Arma pueden ser: oral, inyectada, transdérmica y respiratoria.

https://www.aporrea.org/actualidad/a228913.html

Y hay más, el portal ruso RT vinculaba la política con las cuestiones biológicas terroristas y decía: “Aporrea resalta que «no fue casualidad que cinco presidentes latinoamericanos —Fernando Armindo Lugo Méndez, Dilma Vana da Silva Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, Cristina Elisabet Fernández de Kirchner y Hugo Rafael Chávez Frías— estuvieran enfermos de cáncer en menos de tres años», en 2009, 2010 y 2011.”

https://actualidad.rt.com/actualidad/209451-identificar-arma-tecnologia-cancer-hugo-chavez

Recordemos además que esta Nanoarma tendría capacidades para producir ACV y problemas cardíacos. 

Entonces, cuál es la validez de un oncólogo o un cardiólogo formado en universidades locales o en el exterior que transcurre su vida en centro de estudios como el Malbrán para opinar sobre el comportamiento de tecnologías que desconoce en su propia existencia. 

La mayoría sin dudas rechazará la idea, más aún cuando son especialistas con trayectoria en medios de comunicación o en posiciones directivas organizaciones profesionales locales o internacionales porque muy pocos se arriesgarán a ser atacados por sus opiniones que son de corte médico, pero con una extensión fuerte hacia la política. Quienes así lo hagan aún pese a los riesgos serán perseguidos por sus propios colegas que primero los ridiculizan y luego los expulsaran, hay muchos casos de este tipo de comportamientos en otras cuestiones

Por ese motivo quienes hoy se empiezan a interesar con el tema de las guerras biológicas deben ser muy prudentes en calificar o descalificar una idea porque encontrarán decenas de relatos oficiales en un sentido y unos pocos en el sentido contrario, pero estos suelen aportar datos que con el tiempo encajan mejor en la explicación de lo que sucede en la realidad.

La explicación oficial de la medicina suele estar detrás de las decisiones políticas y económicas previas, los popes internacionales de organizaciones profesionales se alinean rápidamente con la indicación llegada desde el poder.

Pero quienes confían ciegamente en estas organizaciones deben tener cuidado, todos sabemos que hay un sinnúmero de políticas que han sido diseñadas por el Poder, ya sea de una nación o supranacional, que conduce las informaciones oficiales que mueven luego con la mayoría de la sociedad.

El sector que alcanza a ver que el 11-S, por ejemplo, no pudo haber sido como dicta la versión oficial, que el Maine fue un ataque de falsa bandera para desatar la guerra contra España o Pearl Harbour y así un sinnúmero de hechos históricos que fueron considerados en su momento como verdades indubitables y que luego se descubrió que no fue así, tiene que guardar equilibrio en la desconfianza.

El acceso a informaciones y análisis no filtrados dieron paso a cuestionamientos que debieron ser neutralizados, y qué mejor manera entonces de desvirtuar la realidad y esconder los cuestionamientos serios y fundados que utilizar una cortina de humo que hace que se filtren ideas estrambóticas que son luego fácilmente ridiculizadas y desde allí desacreditar todo el pensamiento en su conjunto.

Hace poco más de una década florecieron las ideas luego calificadas como conspirativas que denunciaban las mentiras de los gobiernos, sitios normalmente de internet que fundaban sus ideas en materiales históricos y noticias que pasaban desapercibidas por la cantidad de noticias que generan los medios diariamente.

En su momento surgieron muchas ideas que sonaban ridículas, la más notable fue la que decía que la Reina de Inglaterra era un reptil. Pese al absurdo de a situación hubo muchos partidarios de estas ideas y esto fue rápidamente aprovechado por los poderes reales para desarticular todos los sitios desacreditándolos. Ese es el origen del término conspiranóicos, adoptado en forma despectiva hacia aquellos que hacían denuncias incómodas.

La mezcla de informaciones válidas e importantes con otras absurdas ha sido una estrategia histórica y es la base que hace que ante la muerte de decenas de miles de personas como produce la actual pandemia de Covid-19, gente muy bien informada diga que esto es una puesta en escena mundial para crear miedo.

Tal vez sea cierto que se busca crear pánico, tal vez sea un virus artificial diseminado adrede o tal vez todo sea una triste casualidad de una mutación que coincide con muchos eventos sospechosos, pero no debemos ni aceptar la verdad oficial que vemos habitualmente como es insuficiente y manipulada, ni tampoco es necesario irnos hacia el otro extremo de negar lo a esta altura evidente.

Es necesario recobrar el concepto aristotélico de mesotés, el equilibrio entre los extremos que es donde radica la virtud.

Hoy nos está faltando el análisis equilibrado que nos permita eludir las tentaciones de reducir todo a algo simple y comprensible, para asumir que contamos con apenas una parte de la historia o que estamos saturados de informaciones para que no podamos comprender las cosas como en verdad son.

Desde nuestra posición, excepto que alguien que lea estas líneas sea parte en una posición directiva del Mossad, la CIA, la NSA, el MI6, el FSB, el GRU o alguna organización similar, la verdad de lo sucedido estará fuera de nuestro alcance y la información que recibimos está siempre condicionada.

Por ello debemos limitarnos a los que podemos experimentar razonablemente desde nuestra posición porque muchas son las informaciones que circulan, a las que debemos ponderar y darles una importancia relativa en la construcción de un modelo abarcador que interprete la realidad en su conjunto.

Entonces, en base a estos criterios, encontramos hechos indiscutibles:

  • La economía del mundo se ha ralentizado a extremos nunca vistos, porque aún en una guerra, la misma no se detiene, excepto en casos dónde las estructuras físicas del país hayan sido destruidas, sino que se reorienta hacia la guerra.
  • China parece ser el país que más rápidamente se pondrá de pie.
  • EE.UU. hoy es una víctima de Covid19. No es posible creer que haya soltado un virus de estas características sin prever que se volvería hacia sus fronteras y si hubiera una vacuna, ya debería estar aplicándola.
  • La globalización de las finanzas está herida de muerte, la cadena de impagos que se producirá carece de antecedentes históricos recientes al menos y preanuncia un cambio tectónico en las estructuras.
  • A pesar de ser China quien se ponga en pie primero, la apertura comercial parece muy distante, la crisis será tan severa que los países priorizarán sus mercados y sus producciones, y eso no es la mejor noticia para la iniciativa OBOR.
  • EE.UU. ha mostrado su nueva política, es el gran ausente de la crisis, no ha aportado ayudas a otras naciones y se ha concentrado en sí mismo, lo que ratifica el rumbo que Trump quiere darle a su país.
  • EE.UU. internamente apela a la intervención del Estado como regulador de la economía y toma medidas de apoyos a la sociedad, que una vez más demuestra que lo que estas naciones aconsejan y lo que hacen realmente, son dos cuestiones muy diferentes
  • Los países comienzan a recurrir a las fuerzas armadas por su capacidad de organización y sus equipos para atender emergencias. Lejos de ser superfluas terminan siendo claves en el manejo de la crisis, un dato a tener en cuenta. 
  • China y Rusia llenan los espacios que abandona EE.UU. y refuerzan su presencia en lugares hasta hace poco inimaginables como Italia, España, Serbia, Venezuela, Argentina, etc. Esto es algo que no registra antecedentes.
  • La UE expone sus miserias al mundo al demostrar gobiernos vacilantes e incapaces, sistemas de salud rápidamente desbordados, sociedad indisciplinadas, escasa o nula colaboración interna en un virtual sálvese quien pueda y una desaprensión por la vida que causa divisiones internas como sucedió entre Países Bajos y Bélgica critican a Italia por asistir a ancianos y enfermos pre existentes dilapidando recursos.
  • El cierre de fronteras de la UE golpea al Espacio Shenghen y demuestra la realidad europea que ante una crisis la organización se desmorona y no existe una “conciencia europea”, sino que siguen imponiéndose las nacionalidades.
  • Alemania ha demostrado eficiencia en el manejo de la crisis, pero una absoluta falta de solidaridad, algo que demuestra una vez más que la economía no está desligada de otras cuestiones. Alemania utiliza a la UE en su beneficio y esto tendrá consecuencia al finalizar la crisis.
  • En líneas generales los países asiáticos, especialmente los de Asia Oriental demuestran mayor capacidad para resistir una crisis que sus pares de Occidente, mostrándose frágiles en todo sentido. Rusia se muestra de la misma manera eficiente, sólida, alineada tras un líder con decisiones fuertes e inteligentes.

A partir de estos datos duros podemos inferir que EE.UU. reafirma su intención de retirarse, de dejar de ser el gendarme y el financista del mundo y se cierra sobre sí mismo. Un cambio con la política del siglo XX y vuelve a las raíces de EE.UU. en sus políticas jacksonianas.

La vocación imperialista del siglo XX se basó en forzar la voluntad popular, lo que podemos observar en forma directa en cómo los gobiernos de EE.UU. entraron en las guerras mundiales con los controvertidos episodios del RMS Lusitania y de Pearl Harbour.

El mundo parece entrar ahora en un poder tripartito con EE.UU., Rusia y China como potencias mundiales de primer orden acompañadas por otras regionales, un proceso que consta de modelos disímiles entre sí y que aún es temprano para determinar cómo convivirán. 

Lo único cierto es que EE.UU., ha cambiado su política y eso traerá consecuencias muy profundas en el mundo, especialmente en nuestra región con elites subordinadas y sin conciencia nacional que ahora quedarán huérfanas en su ideología de subordinación al poder hegemónico de las finanzas y deberán reacomodarse rápidamente porque esto transcurre a una velocidad impensada.

La retracción de EE.UU. modela un mundo de Estados nacionales que recobran un protagonismo que habían perdido en las últimas décadas junto a políticas que han modelado el comportamiento de los medios y actores políticos, forzando una redefinición de objetivos y mensajes culturales globales que hoy han quedado en ridículo.

Las ideas de las revoluciones “de las mujeres”, las modas de género con sus consecuencias en lo que tiene que ver con la educación, el lenguaje, la articulación de políticas profesionales invadiendo todo tipo de áreas con la “perspectiva de género”, han sido borradas del mapa en cuestión de días. Vemos algunos intentos tímidos de recobrar protagonismo en España con un rechazo masivo, la ignorancia del problema del virus fue causada por la necesidad de implementar el 8M y el resultado fue una explosión de contagios con su correlato del martes. Los intentos de incidir en las políticas contemplando la perspectiva de género produce masivos repudios sociales.

Hoy hablar del patriarcado, sacar resoluciones con lenguaje inclusivo, debates sobre los cupos de géneros, no solamente parecen lejanos y ridículos, sino que generan reacciones violentas en el común de la gente.

El mundo que se verá en un año cuando se espere que ceda la pandemia, será irreconocible. Esto recién empieza, y volviendo a las razones por las cuáles esto pudo haber sucedido, el tiempo dirá si el globalismo financiero fue quién pateó el tablero en búsqueda de un proceso anárquico que les permita presentarse como la única opción ante el caos y la anarquía resultante, si fue un manotazo de ahogado para tratar de condicionar al poder que llega o se trata de un desafortunado incidente no generado pero que ha sido el catalizador de un cambio de profundidades aún no comprendidas.

Marcelo Ramírez
Marcelo Ramírez
Analista Geopolítico

Autor de los libros:
«Cómo Putin puso de pie a Rusia
Historia, tradición, pensamiento y orgullo para unir una nación».

«De la geopolítica clásica a la geopolítica moderna: El pensamiento de Mohammad Farhad Koleini».

1 pensamiento sobre “Conspiranoia o realidad, lo que va dejando la pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar