Claves para entender el asesinato del General Soleimani.

By Marcelo Ramírez

A veces las primeras impresiones no son las correctas, en temas estratégicos las apariencias no siempre como se muestran y los objetivos finales no necesariamente son los exhibidos.

Trump ha dado un paso audaz, el ataque contra el General iraní Soleimani puede ser la confirmación de su debilidad interna ante sus enemigos o una apuesta muy fuerte para salir de Medio Oriente.

La disputa intercapitalista occidental entre globalistas financieros y productivos locales que se había expuesto a la luz pública con la victoria de Trump fue la prueba de la disconformidad popular ante la caída del nivel de vida producido en EE.UU por las crisis recurrentes en Occidente durante décadas.

Trump no es un loco que llega de casualidad a la Casa Blanca, es un emergente  de una situación límite y llegó al Poder con un plan consensuado prometiendo repatriación de las fábricas relocalizadas en el exterior, priorizar la industria productiva por sobre la especulación financiera y disminución del déficit fiscal producido por el mantenimiento de unas FF.AA. hipertrofiadas que funcionaban como gendarme mundial facilitando los negocios de las armas, contratistas y la reconstrucción asociada.

Los primeros tiempos se manejó entre bravuconadas insustanciales, un ataque en Siria planificadamente inofensivo con misiles tomahawks, dando señales interesantes como quitar el  apoyo al Daesh en Siria, presionar a los saudíes para que hagan lo propio, sentarse a negociar con Kim Jong Um, no permitir el uso de las fuerzas militares en Venezuela dejando en orfandad a Marco Rubio con quien negocia los votos de Florida que garantizan el triunfo electoral a cambio del control de Latinoamérica y otras acciones que presumían que estábamos viendo un versión diferente del clásico presidente estadounidense. No era la panacea universal, pero si una pausa de un globalismo financiero que con los TLC amenazaba cambiar definitivamente el orden surgido de Westfalia.

Uno de los pocos hechos que no reflejaron la profundidad del cambio de orientación era la política hacia Irán, desconociendo el acuerdo 5+1 que había firmado su antecesor Barack Obama. Una señal de que algo no estaba bien allí que puede leerse como el resultado de la presión de lobby sionista en EE.UU. que trabaja sobre el sionismo cristiano que es una de las bases importantes de la alianza que lleva a Trump al gobierno.

Una explicación a la posible claudicación ensayada nace a partir del fracaso de la gira por Medio Oriente al inicio de su mandato.  Jared Kurchner, su yerno que es judío, viajó llevando la iniciativa de ceder a las pretensiones de Tel Aviv para que la Embajada de EE.UU. operara en Jerusalén y el reconocimiento de la ocupación de las Alturas de Golán pertenecientes a Siria a cambio de limitar el expansionismo de Israel y tumbando de esa manera el sueño sionista del Gran Israel.

Netanyahu es un hueso más duro de roer de lo que se pensaba, no cedió a la propuesta, tomó lo que pudo de la oferta y siguió presionando.

Israel no iba a ceder en su intento de seguir creciendo con territorios de sus vecinos, continuó la política de asentamientos de colonos, interviniendo en Siria y con bombardeos esporádicos sobre sus vecinos. Lo mismo de siempre, Bibi le mostraba a Trump que era lo suficientemente poderoso como para seguir su cruzada, o la del sionismo.

Pero existían señales preocupantes, los repetidos viajes a Moscú no consiguieron que Putin cambiara sus planes, Rusia estaba dispuesta a poner un freno a la desestabilización que proponía Israel, frenaría los grupos tkafiríes en Siria y desmantelaría el proyecto del Gran Kurdistán que alentaba el sionismo.

En EE.UU. la presión política de los demócratas con el Russiagate y la amenaza de impeachment fueron la primera presión seria que obligó a Trump a frenar su embestida política y lo trajeron a la realidad, el fiscal Mueller desestimó el caso como resultado. Pero la situación no tardo en calentarse nuevamente cuando se armó un nuevo pedido de impeachment por el caso ucraniano. Si bien Trump tiene los votos suficientes en el Senado para frenar la iniciativa, no olvidamos que los partidarios de Trump en el Partido Republicano no son 100% confiables, muchos tienen más coincidencias con los demócratas que con Trump, por algo han venido alternándose en el poder con una política muy similar.

Con las elecciones cerca y la prensa en contra, Trump para ser reelecto se ve tentado para emplear la misma fórmula que han repetido los presidentes norteamericanos y que él mismo ha criticado en el caso de Obama.

En este contexto Trump ha decidido abandonar una de sus banderas que lo llevó a la presidencia y que era la que aseguraba que las guerras en el exterior son caras, inexplicables y contraproducentes para los EE.UU. Inesperadamente Trump ha tomado una decisión drástica, cargar contra Irán, dándole el gusto al lobby sionista en EE.UU.

El asesinato del general iraní es una muestra del desprecio habitual de los EE.UU. por las normas internacionales y la miopía ante las consecuencias que le acarrea a su propia nación. Pero hay ganadores. el globalismo financiero retoma su agenda destructiva de los Estados Nación e Israel se siente respaldado en su guerra interminable con el vecindario.  Los intereses son distintos entre el sionismo y el globalismo, pero tácticamente coinciden en Irán.

Trump desata la tormenta, pero teniendo cuidado de no tocar el territorio iraní, Irak una vez más es el perjudicado, el territorio dónde se desata una guerra proxy más, la fórmula en que las potencias resuelven sus diferencias indirectamente.

Trump manda mensajes confusos amenazando con más ataques y a la vez pidiéndole a los iraníes que se sienten a negociar, lo que le permitiría presentarse como un duro y victorioso presidente en su frente interno, que es su prioridad.

El Contraalmirante de la Armada persa, Rear-Admiral Ali Fadavi, ha expresado en un canal de televisión que Trump le ha pedido a través de la Embajada Suiza que representa los intereses de su país en Teherán, que la respuesta sea proporcionada con el objetivo de que EE.UU. no tenga que tomar represalias adicionales.

La pelota está en el campo iraní ahora, la muerte de un héroe nacional debe ser vengada para calmar la reacción interna y mantener en alta la moral de su propio pueblo mientras enviando señales a sus vecinos, especialmente Israel y Arabia Saudí, de que nadie puede hacer eso y ser impune.

Irán seguramente aprovechará la ola de patriotismo para cerrar filas internas y eliminar grupos pro occidentales que estaban buscando desestabilizar el país.

EE.UU. propone que Irán no reaccione “desproporcionadamente”, lo que significaría algunos ataques menores, pero sin pasar a cuestiones mayores que obliguen una nueva respuesta que bien podría sería un ataque sobre territorio iraní. (https://www.timesofisrael.com/iran-says-us-asked-for-proportionate-response-to-soleimanis-killing/?fbclid=IwAR3OekSnY2rTaZS7d3_RAAMuQBhCAMwbuYvoU66LXdTyGC-V_rt2mtNwmxc)

Irán sabe que tiene como ventaja la simpatía internacional ante el ataque injustificable que viola las normas internacionales, y de responder de igual manera no solo perdería esa ventaja, sino que se arriesgaría a una guerra total con EE.UU., una guerra que es lo que quiere Israel y que ha venido trabajando desde hace años.

El general de Brigada Hosein Dehqan, asesor militar del Líder de Irán, fue entrevistado por la cadena CNN y aseguró una respuesta militar contra blancos militares, no civiles, dejando en claro que si hay un ataque contra civiles no es responsabilidad de Irán dando a entender que Israel podría estar interesado en ello.

(https://www.hispantv.com/noticias/defensa/446137/iran-dehqan)

Un medio de EE.UU., Veteran’s Today, (https://www.veteranstoday.com/2020/01/04/faked-israeli-intercept-pushes-trump-into-war-fool-me-once/) ha publicado una nota asegurando que dice que la causa del ataque fue una grabación de un tráfico radial que aseguraba que Soleimani planificaba un ataque como aseguró Trump como justificación… pero ese tráfico había sido falso y generado por la Inteligencia israelí. Una vez más el ataque de Falsa Bandera puede estar detrás del inicio de las hostilidades.

No es posible creer que Trump haya creído la veracidad del audio, pero en la situación es complicada porque si ese audio trascendiera, y seguramente los israelíes lo harían llegar a la prensa, ante la inacción de Trump. las posibilidades electorales de Trump disminuirían abruptamente. Si queda alguna duda quienes planificaron esto bien pueden realizar un asesinato de una figura relevante de EE.UU. o un atentado contra civiles y luego filtrar el audio.

Esa situación terminaría con la carrera de Trump.

De todas formas, el homicidio con el misil se produjo y la reacción de Irán es inevitable. La respuesta más probable será en el marco de una guerra asimétrica donde Teherán se apoyará en las milicias que le responden en la región y golpearía en otros territorios, ya podemos ver los primeros signos.

La estrategia más recomendable sería no un ataque espectacular que obligue a una respuesta de EE.UU. sino pequeños pero sostenidos ataques que minen la moral en el frente y en la retaguardia, obligando EE.UU. a retirarse de la región.

Si ese es el camino elegido por Irán, EE.UU. una vez más enfrentaría el mismo destino que lo ha llevado a empantanarse en los conflictos desde Vietnam en adelante.

Irán cuenta con el apoyo de Rusia y China, con quienes ha realizado maniobras conjuntas. Rusia ya ha demostrado su determinación y China, que tiene interés en los hidrocarburos de la región ha enviado sistemas antimisiles HQ-9 a Siria, lo que puede interpretarse como que su endurecido discurso por lo sucedido, puede ser más que palabras. Si bien no buscará el enfrentamiento directo con EE.UU., si será la retaguardia iraní.

Pero Irán no solo cuenta con milicias del mundo chií y amigos de la talla de Rusia y China, también tiene una marcada influencia regional en los territorios del otrora Imperio persa que va desde el norte africano hasta la India.

Trump sabe esto, sabe que no puede ganar y necesita que el asesinato de Soleimani sea un golpe de efecto para la campaña, pero debe ser algo pasajero para retirarse con un halo victorioso, porque ganar la guerra requiere poner las botas en el territorio y eso no lo va a hacer ni EE.UU. ni sus aliados, que no tienen ni la más mínima posibilidad e derrotar a Irán, sino veamos lo que sucede en Yemen.

Trump debe buscar una fórmula para salir victorioso antes de que sea tarde y se empantane en un nuevo Vietnam a una escala mucho mayor, Irán no puede dejar pasar como si nada la muerte de Soleimani, el pedido de represalias no desproporcionadas bien puede ser real porque la escalada no le sirve a nadie, con la excepción de Israel.

Estamos ante un conflicto triangular donde el principal interesado en la tensión y la guerra ha asumido un papel secundario y busca pasar desapercibido, porque en este tipo de conflictos el éxito depende de no ser identificado como el instigador.

Pero hay algo no pensado y es la posibilidad de que Trump haya buscado un golpe espectacular que le permite retirarse de la región sin ser acusado internamente de traidor. No olvidemos que hace un par de meses apenas empezó a retirar tropas de Medio Oriente y debió retroceder rápidamente.

Israel necesita el respaldo de EE.UU. para mantener su plan expansivo, no puede permitir quedarse solo porque debería negociar.

El Parlamento iraquí acaba de acaba de anunciar que votó la expulsión de EE.UU. del país. ¿se retirará EE.UU. o desafiará el legítimo gobierno. Irse es dejar a Irak en manos iraníes, no se comprende la ventaja de matar a Soleimani para luego dejar el territorio a su enemigo.

La disyuntiva es la guerra total en Irak, que tarde o temprano perderá a pesar del potencial traslado de tropas (3.500 según los anuncios) o el retiro de país. Trump mató a una de las figuras más importantes de Irán y eso le da la cobertura perfecta para salir de la trampa que se empieza a abrir.

La historia reciente demuestra que el resultado es absolutamente previsible, EE.UU. perderá soldados, gastará ingentes cantidades de dinero y tarde o temprano se deberá retirar.

¿Eso busca Trump? ¿Ha cometido un gran error o es un plan de salida? Los próximos días o meses nos darán la respuesta, si Trump se ha suicida políticamente o simplemente es una audaz y peligrosa maniobra que bien pudo haber sido pactada de antemano con otras potencias.

Recordemos que no importa en estos análisis que está bien o mal, no es una evaluación ni moral ni voluntarista, trata de ser un análisis objetivo integrando los datos que están disponibles públicamente. Las razones centrales explicadas al comienzo siguen presentes, y para estos sectores poderosos lo que suceda en regiones como Oriente Medio son apenas detalles, tableros donde se juega su disputa mayor y que es lo que les interesa realmente.

Dividamos la razón y el corazón porque este juego se juega desde la razón, el corazón ayuda, pero la estrategia es mental.

Marcelo Ramírez Analista geopolítico Director Contenidos de AsiaTv

3 pensamientos sobre “Claves para entender el asesinato del General Soleimani.

  1. No hay que olvidar que no es Trump ni Obama o Hillary Clinton sino son los verdaderos dueños de yankeelandia imperial yankeesionista y son los banqueros yankeesionistas: Rockefeller, Rothchild JP Morgan y Godman Sachs…son estos que fijan l agenda y lo hacen indistintamente desde Washington o Tel Aviv. Son los banqueros yankeesionistas que ponen o sacan presidentes, son los dueños de la FED que es privada, no existe en yankeelandia imperial un Banco Central….son ellos que fijan el valor del dólar, el nivel de los intereses, son dueños de las mega multinacionales de armamentos/farmacéuticas etc, son ellos los dueños de 96% de los medios hegemónicos mediáticos en Occidente!!!! Hablar del futuro o no de Trump es sumamente confuso ya que a Trump es un peón/un fusible que puede ser reemplazado cuando ya no cumpla su papel asignado. Lo que pareciera errático de Trump, no lo es porque a los banqueros yankeesionistas no le importan los destinos o la vida de los pueblos, solo le interesan y es motivo principal opiparas ganancias y si son mal habidas mucho mejor. Puede que las políticas en Medio Oriente estén destinadas a retirarse completamente de es parte del Mundo y hacerse fuertes en América Latina???!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar