De Trump a Alberto Fernández. El secreto detrás de la fórmula.

Por Dario Minskas

Cuál es el trasfondo de las declaraciones de AF en relación a su caracterización ideológica como liberal de izquierda es lo que intentaré desarrollar brevemente.
En los Estados Unidos hay dos sectores del capitalismo que en algunos puntos son diametralmente opuestos.

El más antiguo es el del globalismo financiero relacionado a Wall Street y al Deep State, junto a las corporaciones que funcionan en derredor del Pentágono.

El otro sector es el industrial y la alianza que se gestó alrededor de Donald Trump desde su postulación a la presidencia, Trump ya pudo sentar sus bases en algunas porciones del Estado, en otras negocia y en otras no pudo hacer pie. Eso produce una fricción permanente entre diversos estamentos de la sociedad en su conjunto y se traslada a nuestro territorio.

Lo que el Presidente de EEUU pretende es reindustrializar su nación y forzar la suba del precio del petroleo para igualar los costos que le genera producir a travez del fracking. Esa es toda la lógica de su gobierno.
Su problema principal, como ya repitió hasta el cansancio, es el crecimiento descomunal de China y sus 1300 millones de habitantes.
El problema es fácil de describir y no tan sencillo de solucionar aunque nos brinda la ventaja de poder establecer que rol le toca a nuestro país en semejante escenario, sin que haya buenas noticias para brindar al respecto.


Hace mucho tiempo que algunos analistas sospechamos que hemos quedado completamente en manos del sector globalista financiero, que para colmo se encuentra si no en retroceso por lo menos en una franca reorganización de sus fuerzas. Eso hace que sucedan cosas como las que observamos en relación al FMI que contrariando sus propias reglas sostiene a un gobierno y no las políticas de una nación asociada, en violación a su propia carta orgánica.


Así que somos el escenario perfecto para que Donald nos utilice a los fines de hostigar a sus rivales, desequilibrando a los organismos de crédito con el fin de desacreditarlos definitivamente y sacárselos de encima. Si Argentina cae, caen ellos y Trump se alza con una victoria casi definitiva.
Mientras tanto a nosotros nos desaparece el empleo y nuestra niñez no incorpora las proteínas suficientes para desenvolverse en el futuro. Nadie nos necesita. Sobramos.


En este esquema, se amplían derechos individuales en detrimento de respuestas a los enormes problemas colectivos que nos han ido generando con sus políticas ya desde el final del gobierno anterior.
Mientras el BID destina fondos a la ideología de género y se nos cuela estos ataques de diversa índole contra nuestra infancia, con sobre exposición a cuestiones propias de otra etapa, la gente muere por no poder pagar comida, remedios o por sentirse definitivamente excluida del sistema. El glitter no quita el hambre.


El Partido Demócrata norteamericano y sus ideas pseudoprogresistas son adoptadas convenientemente en estas lejanas tierras, echando por tierra cualquier proyecto superador en virtud de su carácter fragmentario.
A este panorama se le agrega que el principal actor de la política internacional que lucha denodadamente por generar una respuesta al problema se le complica el panorama para arribar a un acuerdo con el nacionalismo de Trump dado que ha iniciado tratativas para ingresar a la Iglesia Católica en China. Francisco no puede acordar con Trump, ergo no tenemos otra salida que negociar con el globalismo.


Y allí aparece el esquema con el que se monta la alianza «TODOS», con su impronta de izquierda liberal contra la tendencia mundial de volcarse a los bloques regionales y el nacionalismo.


Ojalá Francisco le encuentre la vuelta. Asignarle las culpas a Alberto Fernández por este esquema es perderse todo el recorrido que nos trajo hasta acá y no nos va a generar ninguna solución distinta.
A quien suscribe se le dificulta creer en una solución que no le parece tal, pero en el entendimiento de que lo actual es peor se acepta apoyar críticamente lo que vendrá.

Dario Minskas
Analista Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar